top of page
Buscar
  • Foto del escritorGPF Asesoría de Negocios

El Convenio o Acuerdo transaccional

Si tienes algún inmueble en disputa, ya sea porque está en renta o por algún otro motivo, el convenio transaccional puede ser muy útil para ti.


Se trata de un contrato en el cual las partes, haciéndose reciprocas concesiones, terminan una controversia presente o previenen una futura. (Art 2944 Código Civil Federal). Al formalizar la relación contractual, se logran prevenir futuras controversias respecto de la ocupación del inmueble, con el objetivo de evitar llevar el litigio a la justicia ordinaria.

Mediante este acuerdo, ambas partes acuerdan ceder en algún punto de sus posturas y concesión a la otra parte, Para que sea efectivo ambas partes tienen que hacerse concesiones reciprocas.



Este contrato tiene la característica de que las partes se obligan a ratificarlo ante el juez civil de la localidad , en una audiencia que solicitan desde la firma del mismo contrato, y una vez que se ha realizado el mismo juez declara ‘’cosa juzgada’’ la ocupación , de ahí proviene la palabra ‘’homologación’’ (verificación de documentos , hechos o cualidades) ya que se equipara una sentencia en donde en caso de incumplimiento del ‘’convenio transaccional’’ solo quedaría la ejecución , sin derecho a la parte ‘’ocupante’’ de defensas legales que  expenden o atrasen la posesión del propietario.


Una de las principales razones y ventajas por las que tener desarrollado un convenio transaccional para inmuebles puede ahorrar incontables molestias y ayudar a eliminar pleitos legales por disputas de tu propiedad:

  1. Previenes controversias:  un convenio transaccional es un contrato por el cual las partes, haciéndose reciprocas concesiones, terminan una controversia presente o previenen una futura. Al formalizar la relación contractual, se logran prevenir futuras controversias respecto de la ocupación del inmueble.

  2. Logras la validación judicial: te ayuda a conseguir la validación judicial del contenido del convenio a través de una sentencia definitiva. Con ello, se acorta significativamente los tiempos de recuperación de la posesión del inmueble, debido a que existen casos en los que podían o pueden pasar mucho tiempo sin recuperar la misma, además de darte la oportunidad de demandar en la vía ordinaria la recuperación de la posesión por incumplimiento del contrato celebrado.

  3. Se gana autoridad legal: Su cumplimiento resulta vinculatorio para ambas partes, tanto para la parte propietaria del bien como para la parte ocupante del mismo, un convenio transaccional lleva a la ejecución judicial inmediata, y en caso del incumplimiento de la sentencia, se puede llevar en la vía oral.

  4. Recuperas tu inmueble: la devolución de la posesión del inmueble en un lapso no mayor a tres meses.

  5. Obtienes la ‘’sana ocupación’’ del inmueble: Deja expedito el derecho a cobro de rentas debidas. Garantiza que los propietarios de los bienes inmuebles y sus promotores, tengan una sana ocupación durante el termino y bajo los lineamientos correspondientes acordados por las partes.

  6. Protege tu patrimonio contra abusos de terceros: un convenio transaccional te dará protección al momento de poner en renta tus inmuebles, ya que te garantizará que todas las partes cumplan con los términos acordados de pagos, tiempo de ocupación, uso de servicios adicionales, entre otras cosas. Así estará más tranquilo de que tu contrato se deberá llevar a cabo al pie de la letra y en caso de no ser así, la ley te dará la protección necesaria de tus derechos.


También llamado: Convenio transaccional de desocupación y entrega:

Llamado también acuerdo entre un arrendador y un arrendatario para poner fin a un contrato de arrendamiento de manera amigable y acordar los términos de la desocupación de una propiedad arrendada.


En la práctica, este tipo de acuerdos se utilizan comúnmente cuando una de las partes desea terminar el contrato de arrendamiento antes de la fecha de vencimiento especificada en el contrato original.


Los detalles de este convenio pueden variar según las circunstancias y las partes involucradas, pero generalmente incluyen aspectos como la fecha en que se desocupara la propiedad, los términos de la devolución de la garantía (deposito), la liberación de responsabilidades mutuas y cualquier otro acuerdo específico que las partes deseen establecer.


Es importante destacar que, incluso si se llega a un acuerdo de este tipo, es aconsejable que las partes lo documenten por escrito y preferiblemente con la asesoría legal inmobiliaria adecuada para asegurarse de que se cumplan todas las leyes y regulaciones locales relacionadas con los contratos de arrendamiento y la desocupación de propiedades.

La realización de un convenio transaccional de desocupación en México generalmente implica varios pasos para garantizar que el acuerdo se lleve a cabo de manera efectiva y legal:

  1. Comunicación entre las partes: que el arrendador y el arrendatario se comuniquen y estén dispuestos a negociar un acuerdo para poner fin al contrato de arrendamiento de manera amigable.

  2. Negociación: Ambas partes deben discutir los términos del convenio transaccional de desocupación. Esto incluye la fecha exacta en que el arrendatario desocupara la propiedad, la forma en que se manejara el depósito de garantía y cualquier otro detalle importante para las partes.

  3. Documentación por escrito: Una vez que ambas partes estén de acuerdo en los términos, es esencial que el convenio se documente por escrito en un contrato, este debe de ser claro y completo, en el que se deben incluir todos los detalles acordados y las firmas de ambas partes.

  4. Registro del Convenio: En algunos casos, puede ser necesario registrar el convenio ante una autoridad local, como una oficina de bienes raíces o un tribunal, dependiendo las leyes y regulaciones locales, esto proporciona seguridad jurídica adicional.

  5. Cumplimiento de los términos: Ambas partes deben cumplir con los términos acordados en el convenio. Esto incluye la fecha de desocupación, la entrega de las llaves, el reembolso del depósito de garantía y cualquier otra disposición establecida en el contrato.

  6. Entrega de la posesión: Una vez que el arrendatario haya desocupado la propiedad y se hayan cumplido todos los términos del convenio, el arrendador debe tomar posesión de la propiedad.

  7. Cierre de cuentas y contratos: El arrendatario debe asegurarse de cancelar cualquier servicio público a su nombre en la propiedad, como electricidad, agua, gas, etc. Además, debe notificar a las autoridades correspondientes, como el registro civil, sobre su cambio de dirección.


Me resulta importante mencionar en este articulo la diferencia que existe entre un convenio transaccional de desocupación y el contrato de arrendamiento:

La principal diferencia entre el convenio transaccional de desocupación y entrega y un contrato de renta en México radica en su propósito y duración.

El primero se utiliza para poner fin anticipadamente a un contrato de arrendamiento, mientras que el segundo se utiliza para establecer las condiciones de un arrendamiento a largo plazo.

Ambos son muy importantes y deben de redactarse de manera cuidadosa y de conformidad con las leyes en nuestro país.

 

En GPF asesoría de negocios nos queda claro que es importante que tengas en cuenta que la conveniencia de un convenio transaccional de desocupación y entrega dependerá de las circunstancias y necesidades individuales de las partes involucradas. Por lo tanto, te recomendamos que antes de tomar una decisión, es aconsejable que consultes tu decisión con un abogado o profesional legal para garantizar que se cumplan todas las leyes y regulaciones pertinentes es por eso que nos ponemos a tus órdenes para revisar tu situación en particular, con la intención de mantenerte actualizado y que estés bien asesorado y/o representando.

 

Por: Denisse Isela Lopez Beltran.

10 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page