top of page
Buscar
  • Foto del escritorGPF Asesoría de Negocios

Defraudación Fiscal en México

En México la defraudación fiscal, o también conocida como evasión fiscal, es un fenómeno impactante, ya que su presencia es muy frecuente en los contribuyentes. Consiste en el acto ilegal de eludir o evitar el pago de impuestos mediante prácticas fraudulentas y manipulación de información financiera. La defraudación fiscal tiene implicaciones tanto legales como económicas, afectando a los gobiernos, a la sociedad y a la estabilidad económica en general.

Por: Fernanda Padilla Quezada.

Comprende la defraudación fiscal es fundamental para abordar y promover una cultura tributaria justa y equitativa.


Hablar de la defraudación fiscal, se hace referencia al acto de evitar o eludir el pago de impuesto de manera ilegal, implicando ocultar, falsear o manipular información financiera con el propósito de reducir la carga tributaria o evitarla por completo.


El fraude fiscal es el perjuicio patrimonial ocasionado al Estado (Hacienda), sabiendo que se está incumpliendo los pertinentes deberes tributarios o falseando situaciones que provoque la generación de una cantidad de impuestos menores de los que deberían haberse generado.


El Código Fiscal de la Federación, en su artículo 108 precisa:

ART. 108.- Comete el delito de defraudación fiscal quién con uso de engaños o aprovechamientos de errores, omita total o parcialmente el pago de alguna contribución u obtenga un beneficio indebido con perjuicio al fisco federal”.


Las características predominantes para identificar este delito, basado a lo que el CFF establece, son:

  • Ser realizado por persona física o moral.

  • Debe ser algo premeditado, ya que se necesita el ánimo de engañar.

  • Tiene finalidad de un beneficio propio.

  • Se pretende perjudicar patrimonialmente a la Administración Pública.

Por lo anterior, se entiende que se encuentran varias formas por las cuales se lleva a cabo estos actos fiscales, de las más comunes se encuentran:

  • Subdeclaración de ingresos; consiste en no reportar la totalidad de los ingresos obtenidos, ya sea omitiendo la facturación de ventas o generando ingresos no registrados.

  • Falsificación de documentos; implica la creación o alteración de documentos para justificar deducciones o gastos ficticios.

  • Uso de paraísos fiscales; los paraísos fiscales son territorio o jurisdicciones que ofrecen beneficios fiscales y secreto bancario.

  • Transferencia de beneficios; las empresas multinacionales pueden utilizar estrategias de precios de transferencia para mover beneficios de un país a otro y aprovechar regímenes fiscales más favorables (manipulación de precios de venta de bienes y servicios).

  • Conseguir de manera fraudulenta devoluciones tributarias.


Es importante destacar que la evasión fiscal tiene un impacto negativo en el ámbito económico y en lo social. Cuando las personas físicas y morales no pagan la cantidad adecuada de impuestos, se reduce la capacidad del gobierno para financiar servicios públicos esenciales, como educación, salud, infraestructura y programas sociales.


El impacto económico que se presenta a base de la defraudación fiscal es significativo y abarca diversos aspectos de la economía del país, es decir, se puede presentar situaciones como:

  1. Menor recaudación de impuestos, que reduce de una manera directa los ingresos fiscales del gobierno, escaseando o disminuyendo los recursos disponibles para financia servicios públicos, programas sociales, infraestructura y otras inversiones necesarias para el desarrollo económico.

  2. Desequilibrio en la carga tributaria, cuando se evaden los impuestos, recae una mayor carga sobre aquellas que si cumplen con sus obligaciones fiscales, resultando como una falta de equidad y justicia en el sistema tributario.

  3. Fuga de capitales, esto implica la transferencia de activos y capitales a paraísos fiscales u otros lugares con régimen fiscales más favorables, afectando la inversión nacional y la disponibilidad de recursos financieros para el desarrollo económico.

Dicha problemática impacta desde la reducción de los ingresos fiscales y la distorsión de los mercados hasta la fuga de capitales y los costos asociados con su combate.


Así mismo, el impacto que presenta México con la defraudación fiscal, no solo es en el ámbito económico, sino que también se presenta en lo social, enfrentando consecuencias negativas en los siguientes aspectos:

I. Desigualdad económica. Entre las personas físicas y morales que cumplen con sus obligaciones fiscales y las que no, poniendo en un perjuicio económico a las que si cumplen.

II. Pérdida de confianza en las instituciones.

III. Menor inversión en servicios públicos (falta de recursos).

IV. Dificultades en el desarrollo económico.


El impacto y/o consecuencias que resultan de la defraudación fiscal, como ya se observó, no solo son económicas, sino que socava la cohesión social, genera desigualdades y fragmenta la confianza en las instituciones gubernamentales.

Para abordar estos desafíos, los gobiernos implementan políticas y medidas para combatir la evasión fiscal, promover una cultura de cumplimiento tributario y garantizar un sistema fiscal justo y equitativo.

Por ende, el CFF hace referencia a las penas que se deben implementar en caso de que personas (físicas o morales) se encuentren en los supuestos antes mencionados. Continuación del artículo 108.


ART. 108 PENAS: El delito de defraudación fiscal se sancionará con las penas siguientes:

I. Con prisión de tres meses a dos años, cuando el monto de lo defraudado no exceda de $1,932,330.00.

II.Con prisión de dos años a cinco años cuando el monto de lo defraudado exceda de $1,932,330.00.

III.Con prisión de tres años a nueve años cuando el monto de los defraudados fuera mayor a $2,898,490.00.”


Fomentar la conciencia sobre la importancia del cumplimiento tributarios y promover la transparencia en las actividades tributarias es un paso indispensable para garantizar la equidad y justicia en el sistema tributario, así como para promover el desarrollo económico sostenible del país. Para ello, los gobiernos implementan políticas y medidas para combatir la evasión fiscal, como la mejora de los sistemas de control fiscalización, el intercambio de información y la promoción de una cultura tributaria responsable.

6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page